Comprando en PRE-VENTA


 

En mi experiencia en el campo de los bienes raíces, he apreciado que los desarrolladores de proyectos en la construcción venden las propiedades por etapas y a medida que van abriendo nuevas, van ajustando los precios.

 

Por eso, parte de la misión del AGENTE INMOBILIARIO es informar a sus clientes sobre sus mejores posibilidades. Un buen momento para comprar una propiedad es en el caso la “pre-venta” que se da durante la primera etapa, llamada de “reserva” (antes que el desarrollador haga el lanzamiento oficial del proyecto).

 

Por lo general, durante esta etapa, no se puede comprar una unidad específica, solo se tiene la opción de comprar la unidad que se elegirá con el promotor una vez estimada la demanda del proyecto. El Promotor solicita por lo general un depósito entre $10,000.00 y $20,000.00 dependiendo del precio promedio del condominio.

 

Un punto muy importante del periodo de reservación es que si por cualquier motivo el posible comprador desistiera y no compre, su dinero será devuelto en un 100%.

 

Una vez terminado el periodo de reservación, generalmente tres o cuatro meses después de haber reservado la propiedad y si el posible comprador decide comprar la unidad inmobiliaria, el promotor redactará un contrato que el comprador futuro deberá firmar. Este contrato incluye todos los términos y condiciones de compra.

 

Cuando el proyecto tiene mucha demanda, las reservaciones se venden a las pocas horas de haber sido ofrecido el proyecto. Es muy difícil comprar durante este periodo, a menos que el posible cliente comprador cuente con un AGENTE INMOBILIARIO con contactos que lo represente. Es decir que, tienen los contactos necesarios, para reservar una unidad en su nombre y conseguir proyectos en pre-venta antes del lanzamiento al mercado.

Hay pre-ventas de todo nivel de precio, por ejemplo, desde los $250,000.00 en las zonas A y B, de distritos como Santiago de Surco, Miraflores, San Borja, La Molina.

El tiempo de entrega de una preventa, en términos normales, puede ser aproximadamente de 24 meses, dependiendo del tamaño del proyecto.

Henry Estuardo Cateriano Alzamora – alumno de la SOCIEDAD PERUANA DE BIENES RAÍCES

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *