4 CARACTERÍSTICAS DE UN DESARROLLADOR INMOBILIARIO EXITOSO

NUEVO-POST-BLOG

NUEVO-POST-BLOG

 

Pensar un proyecto inmobiliario, desde la elección del lote hasta la venta de sus unidades, requiere de conocimientos que atraviesan distintas disciplinas. Hace falta saber calcular el costo y el valor de venta conveniente, comunicarlo de manera eficiente a un público determinado previamente y encuadrarlo en una situación legal, por citar sólo algunas nociones de finanzas, marketing y derecho que intervienen en el negocio de desarrollo inmobiliario. 

¿Qué es el Desarrollo Inmobiliario?

El desarrollo inmobiliario es la actividad de gestión y coordinación de distintos agentes y actividades involucradas para la creación de un inmueble bien raíz, con el fin de satisfacer una necesidad de edificio. Dicha actividad es altamente riesgosa y por lo tanto se espera que este riesgo sea compensado.

Es importante especificar que la palabra “desarrollador” no existe en español. Este término se ha venido usando por la traducción del término en inglés “Property Development” o “Real Estate Development”.  

¿Qué hace un desarrollador inmobiliario?

Un desarrollador inmobiliario realiza la planeación integral de un proyecto, elabora el plan de negocio, asegura las fuentes de financiamiento, coordina la estrategia de mercadeo y ventas, supervisa la construcción, coordina las entregas de los inmuebles.

El desarrollador convierte, mediante procesos de innovación y creatividad, ideas en papel y proformas de Excel, en proyectos inmobiliarios.

Busca tierra, conforma un equipo (arquitectos, ingenieros, etc.) coordina el diseño, tramita licencias y permisos, busca el financiamiento, coordina la construcción y entrega de los inmuebles.

Los desarrolladores son como los directores de la orquesta, no tocan instrumentos, pero dirigen el show.

 En resumen, un desarrollador inmobiliario reúne  talentos de diferentes áreas para hacer que las cosas sucedan.

En nuestro país existen algunas instituciones que brindar el servicio de formación de desarrolladores inmobiliarios. 

Por tal razón, es preciso conocer ¿Cuál es el fin de un curso de especialización para formarse como desarrollador inmobiliario?

Los cursos de formación de desarrolladores deben estar orientados a formar desarrolladores con un perfil ejecutivo, en el sentido que egresan como profesionales que tienen las herramientas para hacer un desarrollo inmobiliario. Mediante el uso de estas herramientas el desarrollador es quien conduce el emprendimiento,  pues tiene el conocimiento necesario para exigir a los especialistas tal como quiere que se hagan las cosas.

¿Cuáles son las principales características de un desarrollador inmobiliario exitoso?

  1. CAPACIDAD PARA DETECTAR OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

En la inversión inmobiliaria, las grandes oportunidades son pocas, y cuando aparecen, definitivamente no permanecen para siempre. Un desarrollador de bienes raíces exitoso tiene la aptitud para descubrir una buena oportunidad y poder determinar sus posibilidades.

El mercado inmobiliario es muy impredecible, por lo tanto, para tener éxito como desarrollador es muy importante siempre mantenerse al día con las últimas tendencias del sector de bienes raíces. 

  1. HABILIDADES PARA RESOLVER PROBLEMAS

Se esfuerzan para encontrar soluciones a conflictos, planificar sitios y tratar con propietarios cercanos para encontrar formas de entregar el proyecto a tiempo y dentro del presupuesto. Siempre están listos para lo esperado y lo inesperado. Cuando ocurre un problema, son lo suficientemente rápidos como para resolverlo a tiempo y por debajo del costo, y para mitigar cualquier daño.

  1. TOLERANCIA AL RIESGO

Algunas personas que buscan inversiones tienen dificultades para asumir peligros. Los desarrolladores confiables harán cálculos y medirán todas las contingencias asociadas con la inversión y constantemente buscan formas de minimizarlas.

  1. CAPACITACIÓN CONSTATNE

Como todo profesional, un agente inmobiliario debe tener clara la idea de progreso y búsqueda de nuevos métodos para poder brindar un servicio más eficiente y óptimo, partiendo del aprendizaje de nuevos conocimientos que serán extraídos de una constante preparación académica en su rubro inmobiliario, vale decir en todas las áreas que abarcan el desempeño de un agente inmobiliario (tributario, marketing, administración, contratos, finanzas, inversiones, etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *