Ser Agente Inmobiliario en el Perú

BLOG

 

BLOG

El presente es un aporte personal de hechos vividos como estudiante de la Sociedad Peruana de Bienes Raíces, a fin de que todo aquel interesado en ser un agente inmobiliario emprenda esta carrera sin excusas.

¿Qué es la intermediación inmobiliaria?

La intermediación inmobiliaria se define como servicio prestado por profesionales que conocen el sector, sus procedimientos y que aportan la experiencia para asesorar a las personas involucrados, tanto compradores como vendedores.

El Agente Inmobiliario:

Es el protagonista más importante en las operaciones de intermediación en cuanto a las actividades de los procesos de gestión inmobiliaria, son muchas las operaciones de intermediación, entre las que destacan básicamente las compras, ventas y arrendamientos de inmuebles, dichos procesos son muy importantes y requieren de mucho estudio y profesionalismo, ya que es el personaje que intermedia principalmente entre el vendedor y el comprador y debe estar capacitado especialmente en todos los temas que conlleve, así como coordinar con los profesionales correspondientes.

 

Las operaciones de intermediación y la ética del agente inmobiliario:

El desarrollo personal es básico para tener una mentalidad correcta y no dudemos en actuar, dejando de compararnos con otros agentes o corredores si nuestras acciones son o no son correctas. Lo importante es desarrollar hábitos y criterios personales con responsabilidad en el ejercicio de nuestra profesión, a fin de que tengamos conciencia del bien o el daño que nos podríamos estar haciendo como personas o a la profesión o hacia los clientes.

En este sentido el desarrollo mental en cuanto a nuestros hábitos y habilidades son inclusive más importantes que los aspectos técnicos que también son muy importantes saberlos, porque constituyen las acciones de nuestras operaciones de intermediarios, sin embargo pienso que el valor de la actitud es lo más importante, esa seguridad hacia uno mismo, hacia las personas, hacia la sociedad, hacia la vida, hacia el dinero inclusive y hacia los intereses, lo más importante es desarrollar habilidades con mucho criterio de servicio con calidad y los resultados sean personales y económicos vendrán por añadidura como consecuencia de esas acciones correctas.

Encontraremos también esas personas correctas con quienes trabajaremos y a quienes serviremos y todo ello nos dará una nueva habilidad que será la de lidiar con personas incorrectas y toxicas inclusive, que aun siendo parte de los actores de nuestro diario vivir, sabremos interactuar con todas ellas con la mayor sabiduría posible. Somos un resumen de solucionar muchos vacíos y problemas de muchas profesiones, no olvidando que somos muy importantes, siendo consultores, quizás desarrolladores de personas y saneadores de procesos de gestiones irregulares, así que por lo tanto somos emprendedores y dispuestos a todo.

No olvidar que contamos con nuestra base legal: La Ley N° 29080, “el agente inmobiliario debe asesorar a los propietarios, compradores o a quien pretende realizar una operación inmobiliaria actuando bajo el principio de la buena fe y de la transparencia”. Según dicha legislación este profesional realiza actividades de corretaje y asesoramiento inmobiliario, sin embargo, no se le debe denominar “Corredor Inmobiliario” ni “Asesor Inmobiliario”. Somos simplemente “Agentes Inmobiliarios”, con toda humildad y orgullo.

Por lo cual todo agente inmobiliario debe tener el conocimiento suficiente y necesario para aplicar, promover y difundir la aplicabilidad de dicha legislación hacia todos los actores de las operaciones de intermediación inmobiliaria.

Curso Agente Inmobiliario

Ser agente inmobiliario en Perú es todo un reto:

Existen 3 actores en el mercado inmobiliario, el vendedor, el comprador y por otro lado el agente inmobiliario que podrían además estar organizados en asociaciones y gremios, sin estar aún reconocidos por algún colegio profesional, por lo cual estamos en una situación vulnerable frente a muchas oportunidades de falta de ética inclusive, sin embargo, solo depende de nosotros mismos, desarrollarnos profesionalmente, demostrando una ética de acuerdo a la legalidad existente.

Asimismo es un reto desarrollar una mentalidad emprendedora, con constancia y perseverancia, afrontando y superando todos los inconvenientes, con mucha postura, seguridad y coherencia entre lo que decimos con lo que actuamos. Porque ser agente inmobiliario es una profesión entendiendo que a ello nos dedicamos, con capacidades y habilidades a desarrollar para coordinar con diversos profesionales y siendo solucionadores de problemas, dejaremos de ser unos simples “vendedores” para convertirnos en un profesional vendedor de estilo de vida.

Algo muy importante es entender que mientras demos un servicio de calidad enfocándonos principalmente en el cliente sabiendo conectar en sus necesidades e intereses, la confianza para con nosotros será mayor y se darán cuenta de que es inteligente considerar a los agentes inmobiliarios como una alternativa inteligente de las varias que existen para desarrollar las diversas operaciones de intermediación en los procesos de los negocios inmobiliarios.

Asimismo ya que se habla mucho de la mentalidad, es importante que para cumplir el reto más importante como agentes inmobiliarios que es el de recobrar la posición verdadera y justa que nos merece, también es importante desarrollar nuestra educación, no solo física, sino de desarrollo personal y financiero, a fin de ser imagen del producto  y servicio mismo que estamos ofreciendo con la más alta calidad, sumándose también altos conocimientos de marketing digital, neurociencia, liderazgo empresarial, relaciones interpersonales, conocimientos técnicos y desarrollo de habilidades, a fin de que primero nos enfoquemos en el Ser, para luego Hacer y finalmente Tener.

ELABORADO POR ROLANDO RICARDO CALDERÓN URQUIZA TELLO (ALUMNO DE LA SPBR)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *