TENDENCIA INMOBILIARIA VERDE

verde3

verde3

Según el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, una nueva tendencia se viene experimentando en el mercado de la vivienda social. Casi el 100% de los nuevos proyectos inmobiliarios se están registrando para ser calificados como “verdes”, los cuales incorporan criterios de sostenibilidad en su diseño y construcción, disminuyendo el impacto sobre el medio ambiente.

La totalidad de los nuevos proyectos que están naciendo hoy, bajo el rango de precios de Mivivienda, van a certificarse verdes porque hay muchos beneficios. Son muy pocos los proyectos que no se registran como eco sostenibles.

Es importante recordar que el Fondo MIVIVIENDA (FMV) otorga el Bono Mivivienda Verde como un porcentaje (3% o 4%) que se descuenta al valor de financiamiento para la adquisición de una vivienda en un proyecto certificado.

Con este sistema la familia tiene un bono mayor, una tasa de crédito menor, y paga 30% menos por consumo de agua y luz. Hay un beneficio para las familias, pero el promotor inmobiliario también se beneficia porque más personas pueden acceder a comprar una vivienda.

Proyectos

A la fecha, se han certificado 192 proyectos como eco sostenibles en el marco de los productos Mivivienda, generando una oferta superior a las 45 mil viviendas que permite llevar vivienda de calidad a las familias peruanas.

Además, se está comenzando a ver proyectos en Tarapoto (San Martín), Huancayo (Junín), Trujillo (La Libertad) y Chiclayo (Lambayeque).

Asimismo según el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento éste año el 40% de los créditos Mivivienda estarán bajo el mecanismo del bono verde, cuando el año pasado fue 20%.

Programa sostenible

De otro lado, diversos especialistas inmobiliarios, refieren que el Bono Verde está impulsando el desarrollo de proyectos inmobiliarios de hasta S/ 420,000 y coinciden que casi el 100% de proyectos hasta este rango se están ofreciendo con este subsidio. Este bono es un beneficio que promueve el FMV y que tiene como fin incentivar el desarrollo de las llamadas ‹viviendas verdes›, conocidas como aquellos inmuebles que incorporan criterios de sostenibilidad en su diseño y construcción. «El atractivo (de este subsidio) ha sido muy potente e incentiva a los desarrolladores inmobiliarios a invertir en proyectos eco amigables y que a su vez generan un ahorro a las familias que califican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *