PROGRAMA RENTA JOVEN

BLOG (2)

BLOG (2)

DESARROLLO DE PROYECTOS INMOBILIARIOS DESTINADOS PARA ARRENDAMIENTO

El programa Renta Joven incentivará el mercado de viviendas en algunos distritos de ingresos medios y bajos. Esto, tomando en cuenta que el subsidio se está otorgando a familias que pagan un alquiler máximo de S/ 1.560 mensuales.

Diversos especialistas inmobiliarios afirman que el bono va a mejorar la dinámica en zonas de Lima norte, Lima este y Lima sur. Asimismo, habrá un impulso en San Miguel, La VictoriaCentro de Lima, Ate y Chorrillos.

Este bono es algo complementario. Y no se trata de una ayuda per se, sino que va a generar una cultura de ahorro en las familias que ahora están alquilando. Así, más tarde van a poder hacerse de un activo fijo que necesariamente revaluará con el tiempo.

EL Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento ya viene ejecutando el programa, pero falta difundirlo y eso demora por lo menos nueve meses. Solo una vez que el público conozca el bono, las familias comenzarán a buscar más inmuebles para alquilar y las empresas comenzarán a ofrecerlos.

En este sentido, en Lima ya están desarrollándose algunos proyectos exclusivos para renta. Es decir, son condominios pensados para poner los departamentos en alquiler, pero no para venderlos. Hay uno, por ejemplo, en el distrito de  San Miguel dirigido a personas jóvenes.

Dichos especialistas señalan que en Chile hay bastantes proyectos para renta que son muy exitosos. Sin embargo, también requieren de todo un ‘know-how’ (conocimiento). Un aspecto importante, por ejemplo, es que los ocupantes estén al día con sus pagos. Así, la inmobiliaria toma medidas como entregar una tarjeta de acceso al edificio, la cual sirve para utilizar el ascensor o ingresar al gimnasio. Si el inquilino no cumple con abonar el alquiler, no podrá hacer uso del espacio común. Lo que se busca es conservar la puntualidad en las obligaciones.

Crecimiento del sector

A consecuencia de la desaceleración económica, las personas -en teoría- cuentan con menos recursos disponibles para invertir en una vivienda. Sin embargo, el mercado inmobiliario ha seguido creciendo.

El sector de bienes raíces afortunadamente no se ha visto afectado aún (por el menor crecimiento del país). Más bien se observa algo bueno desde hace nueve meses, que ha sido la reducción de la tasa de interés del crédito hipotecario. En los últimos veinticinco años, las tasas (de interés anual) nunca llegaron como ahora a 6%.

Lo anterior quiere decir que el costo para financiar la adquisición de una vivienda se está manteniendo en niveles bajos. Dado este contexto, las firmas de bienes raíces ven con entusiasmo el resto del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *